Otro tiempo para el arte
Cuestiones y comentarios sobre el arte actual

 

Juan Martín Prada


Sobre el autor
Entrevista

"de los libros que he escrito, éste es el más integrador, el libro en el que abarco más temas y cuestiones"


SENDEMÀ | Madrid | 28-11-2012


Juan Martín Prada


SENDEMÀ: ¿Qué te llevó a escribir el libro Otro tiempo para el arte?

JUAN MARTÍN PRADA: Muchas veces, después de las conferencias y clases, en los debates y turnos de preguntas, suelo comprobar la recurrencia de algunas cuestiones muy amplias ante las que los asistentes me suelen pedir un cierto posicionamiento personal, por ejemplo, “¿cuál es el sentido del arte hoy?”, “¿en qué consiste su dimensión crítica?”, etc. En este libro he tratado de dar respuesta a muchas de esas preguntas. Es más, podría decir que Otro tiempo para el arte es un resumen de mis principales inquietudes sobre el arte reciente. De ahí que, de los libros que he escrito, éste sea el más integrador, el libro en el que abarco más temas y cuestiones.

S: En el libro mencionas un gran número de obras de arte reciente; ¿podríamos afirmar que esas obras son para ti las esenciales de las últimas décadas?

JMP: Las obras que aparecen mencionadas en el libro tienen un papel puramente referencial; las empleo como ejemplos explicativos de algunos aspectos clave en el arte actual, pero podría haber empleado otras muchas. En todo caso, los lectores que hayan leído alguno de mis trabajos anteriores comprobarán que en este libro, en efecto, aparecen algunos de los artistas y propuestas que más me interesan del panorama artístico reciente.

S: En la época de Twitter y de la mensajería instantánea, en la que casi todo el mundo se está acostumbrando a escribir y difundir públicamente lo primero que se les viene a la mente, hay quien considera que la escritura de un libro de casi doscientas páginas es un gesto radical de ir a contracorriente…

JMP: La escritura de un libro supone un enorme esfuerzo que has de mantener en plazos de tiempo muy largos. Pero creo que lo más importante es que implica relacionarte con las ideas sobre las que estás trabajando durante mucho tiempo. Escribes una página, luego vas revisándola, matizándola. Dejas pasar un tiempo, a veces semanas o incluso meses, mientras vas avanzando en otro capítulo, vuelves de nuevo atrás, relees nuevamente lo escrito, vuelves a modificar, a matizar. Es una labor enormemente minuciosa y silenciosa.

S: Durante los últimos años has estado intensamente vinculado al análisis de la relación entre prácticas artísticas e Internet. No obstante, Otro tiempo para el arte abarca muchos más aspectos que los referidos a la relación entre arte y medios.

JMP: En verdad, nunca me ha gustado sentirme encasillado en ningún área de la creación artística. Sigo muy atentamente la evolución del arte contemporáneo en toda su amplitud y diversidad de líneas de avance. Y, en efecto, en este libro afronto un amplísimo conjunto de cuestiones entre las que la conectividad y los medios son sólo una pequeña parte.

S: Los lectores van a descubrir en este libro muchos aspectos de tu pensamiento con los que quizá no estaban muy familiarizados. Incluso en la forma en la que está escrito, mucho más ensayística que tus trabajos anteriores…

JMP: Sí, Otro tiempo para el arte creo que puede ser definido plenamente como un ensayo. Frente al carácter más analítico de mis otros libros, éste trata de proponer un enfoque más personal sobre las cuestiones tratadas, centrándome ante todo en mis propias opiniones sobre los temas de los que hablo. Y como el subtítulo del libro trata de indicar, intento, más que alcanzar conclusiones, plantear cuestiones, abrir líneas posibles para debate sobre el arte actual.

S: Cuéntanos algo sobre tu forma de trabajar…

JMP: Trato de escribir todos los días. Soy bastante disciplinado en ese sentido. Me siento mal cuando por unos u otros motivos no puedo dedicarle unas horas a la escritura o a la lectura de textos que me interesan. Suelo trabajar en varios textos de forma simultánea, aunque hay un momento en el que sólo puedo ya trabajar en uno de ellos, sobre todo cuando alguno de los que están en marcha alcanza ya su fase más avanzada.

S: ¿Hay alguna parte o capítulo del libro que consideres especialmente interesante?

JMP: Todo el libro es el resultado de un proceso de selección de ideas, con lo que doy a todos los apartados que lo componen el mismo valor. Creo que si hubiera alguna parte que me interesara más que otra es porque esa otra parte no respondería de forma suficiente a mis expectativas, y supongo que la habría acabado por eliminar.

S: Indícanos un párrafo que leerías a alguien para que se animara a leer el libro completo

JMP: Pues como soy una persona bastante ordenada creo que empezaría por el principio, leyéndole el primer párrafo del primer capítulo, a ver si se anima a seguir: “Probablemente, no sería estéril el identificar metafóricamente la obra de arte con un nudo realizado con una o varias cuerdas, con un trabajo sobre un material en el que se genera una tensión y con una forma que ejerce cierta resistencia. Muchos nudos se aprietan cuanto más se tira de cualquiera de los cabos que los conforman, cuando, frente a un acto de intentar desenredarlos, se les somete a un ejercicio de fuerza, al que sólo pueden responder apretándose, cerrándose sobre sí mismos. Si aceptamos el símil, el ejercicio de la crítica de arte no podría ser tanto el de «descifrar» la obra, sino el de «desenredarla»…”

S: Muchas gracias, Juan

JMP: Ha sido un auténtico placer trabajar con vosotros. Mil gracias por todo.



Presentaciones


Reseñas